Bailar, Pasión por vivir

Bailar, Pasión por vivir

Bailar significa ser tú mismo/a, más grande, más hermoso/a, más poderoso/a. Esto es poder en la tierra y es tuyo para que lo tomes” - Agnes De Miller

Bailar, no es únicamente para profesionales, lo mismo lo puede hacer un bailarín, que un niño, un joven o una persona mayor. Sin embargo, hay algo que todos ellos sí deberán tener en común: la pasión por vivir y re descubrirse cada día.

 El baile te obliga a vencer barreras físicas y mentales, que de no trabajarlas, se pueden desencadenar situaciones adversas, como un niño inseguro para desenvolverse en diversas situaciones, un joven indeciso incapaz de tomar decisiones para su desarrollo y futuro, y hasta un adulto cargando prejuicios y ataduras, y que hace mucho tiempo se olvidó y desconectó de las cosas que más disfruta hacer.

Así que la solución está en tus manos, proporciónate y proporciona las herramientas necesarias para una vida activa.

Baila, sé una prioridad en tu vida, no te olvides de ti mismo y sigue enamorándote de la vida cada día, como cuando eras niño, escucha tu cuerpo y tu interior; tienen mucho qué decirte...

Arriésgate a bailar, arriésgate a ser feliz.

“A nadie le importa si no puedes bailar bien. Levántate y baila. Los grandes bailadores son muy buenos por su pasión”.

-Martha Graham.