El niño tirano

En la actualidad están en boga los libros acerca de niños que mandan a los padres, que retan, que no se doblegan ni se puede negociar con ellos, y padres cada vez más ausentes y ambivalentes; dejándole a las “nanas” o a la televisión la educación o más bien el ENTRETENIMIENTO de estos niños “tan difíciles”, que ciertamente es cada vez más frecuente.

¿Qué les pasa a estos niños? ¿Es algo biológico?¿Es algo hereditario?¿Es la crianza?¿Es la debilidad de los padres y su falta de límites?¿Es un síndrome del cambio social?
Qué es, la mayoría se lo pregunta. Padres desesperados buscando soluciones, especialistas comprometidos indagando novedades para dar mejores apoyos, maestros cansados de no encontrar cómo embonar a este niño en el sistema educativo. Y así, la lista sigue sin encontrar una clave exacta a la cuestión.

Pero si lo abordamos interdisciplinariamente, podemos encontrar semejanzas y causas parecidas en casi todos los casos. Así pues, encontramos en la medicina que se han postulado entre las causas de los niños TIRANOS, se encuentran frecuentemente algunas disfunciones orgánico-cerebrales mínimas, las cuales se tratan mediante una reorganización neurofisiológica y entrenamiento funcional (con fisioterapia, terapia de lenguaje y terapia ocupacional). También un trastorno orgánico del cerebro por su bioquímica, el cual se maneja con algunos medicamentos (por ejemplo Strattera).

En la terapia de contención Jirina Prekop y Laura Rincón Gallardo, han encontrado que estos niños tienen una REAL NECESIDAD DE DOMINAR el entorno como mecanismo de defensa para bajar su ansiedad y angustia de separación cuando éstos han pasado por un transtorno en la vinculación, sobre todo con su madre. Y también que algunos de estos niños son víctimas de la neurosis y ambivalencia de sus padres.

La Homeopatía y medicina ambiental, culpa a los fosfatos y alimentos con plomo, por la característica irritabilidad de estos pequeños.
Las corrientes sociales, mencionan que la televisión destruye la dinámica de las relaciones familiares, la influencia cultural y el criterio frente a los valores; contagiando de superficialidad, fascinación por la fuerza y la agresividad. Así mismo, se cuestionan que en la actualidad seamos una sociedad enfocada al placer y el despilfarro, por lo tanto hay un ablandamiento en los límites y valores, un desenfreno y comodidad preferentes.

Pero ya más aterrizado en la vida cotidiana, para saber si tu hijo es un niño que tiende a ser TIRANO, observa:

  • Quién pone los límites y quién hace que se cumplan?
  • Con quienes juega predominantemente?
  • Qué pasa cuando se rompen los límites?
  • Qué estructura o rutina seguías con tu hijo desde bebé?
  • Cuáles o quiénes son tus prioridades en tu familia?
  • Incluso, le tienes miedo a los arranques de tu hijo? 
Si encuentras que en la mayoría de las respuestas tú estás ausente o indiferente, tomando el control tu hijo; entonces son las circunstancias propicias para que él surja como TIRANO, buscando algo o alguien que lo frene, que le ayude a manejar su rabia e inseguridad, y que le pueda hacer sentir FIRMEZA, para por fin generar Seguridad y poder bajar la guardia, relajarse y saberse amado incondicionalmente.

Para guiarte y apoyarte en este camino, contamos con varios especialistas multidisciplinarios, puedes encontrarnos en facebook como Centro CreSer Juriquilla, o www.centrocreser.com Tels. 294-5248