el uso de la tecnología

El uso de la Tecnología con los niños en la actualidad

Por Guía Liliana Villalobos Farrera , Directora Montessori Corazón de Niño

Estamos en un mundo donde la tecnología está inmersa en nuestro día a día, donde para nuestros hijos los teléfonos celulares, ipads, Tablet, PC, son lo más común.
Sin duda no podemos esconder o mantener aislados a nuestros hijos del avance tecnológico, lo importante será entonces revisar el uso de estos aparatos, controlando así el tiempo, frecuencia y temas que se ven en dichos dispositivos.

Todos sabemos que estos aparatos no le permiten al niño desarrollar habilidades como la memoria, la capacidad de pensar, de analizar, el desarrollo motor, etcétera, ya que cambian una actividad más productiva o un juego al aire libre por estar inmersos en dichos aparatos. Ahí la información está tan digerida que ya no los dejamos pensar o recordar; la sobreexposición a la tecnología nos hace pasivos más que activos.
El niño de 0 a 6 años tiene una mente absorbente, recibe información comparándolo con una esponja, por lo que este primer periodo de desarrollo es muy importante.
Nuestro papel como padres y guías será dirigir y apoyar la naturaleza del niño por aprender y explorar de una manera natural e intrínseca, cuidando esa energía creativa de la cual está dotado el niño para que no sea menguada o herida, defendiéndolo amorosa e inteligentemente.

Existen infinidad de juegos y juguetes didácticos que favorecen y estimulan dicha creatividad y capacidad de desarrollar habilidades.
En la filosofía Montessori es importante el rol del adulto, pues el adulto guía y da a conocer el ambiente en forma respetuosa y cariñosa. El guía es un observador consciente que constantemente está en aprendizaje y desarrollo personal.
Los papás deben asumir el papel de un verdadero educador, que está guiando a su hijo. Como papás no debemos olvidar lo importante que es aprender con gusto, permitirles satisfacer sus curiosidades y experimentar el placer de descubrir ideas propias, en lugar de darles los conocimientos ya procesados a través de una pantalla.