Lunch saludables, prácticos y rápidos

Lunch saludable, prácticos y rápidos

Para niños etapa Preescolar

En la etapa de vida de los 3 a 6 años los niños tienen una ganancia ponderal del 40%, y de estatura del 30%, por lo que es importante tomar en cuenta las características de los alimentos que requieren los pequeños.  

Las necesidades debido al aumento de la urbanización a nivel mundial es otro reto, jugando el tiempo y la practicidad un punto importante para la vida diaria de los padres trabajadores.  

Los alimentos que consumen y su variedad definen en gran medida la salud, el crecimiento y el desarrollo desde la infancia. Por lo mismo, se recomienda en niños pre escolares y escolares 4 comidas al día con una porción de cada grupo alimenticio.  

Cereales: Arroz, pasta, tortilla, pan integral, papa cocida y legumbres como frijoles, habas y lentejas,  comprendiendo  un 50%  de  su alimentación.  

Frutas: Éstas de 2 a 3 raciones al día, incluyendo colores, sabores y texturas (figuras de animales, formas de paletas, brochetas) sin olvidar un consumo de agua simple durante todo el día un mínimo de 1.5 litros

Proteína animal: Pollo, res, pescado, en un 10-15% en cantidades pequeñas. Las texturas y formas deberán ser atractivas para ellos; recomendamos evitar los embutidos o grasas como: salchichas, peperoni, salami que, aunque son prácticos, su aporte en grasas no es benéfico para ellos.  

Lácteos y derivados: Máximo 2 raciones de 250ml /día, puedes incluir yogurt, leche de cualquier tipo animal  o vegetal (soya, arroz, coco, almendra), quesos frescos como panela o requesón. 

Grasas: Cacahuates, almendras, aguacate, frutos secos en trozos pequeños, molidos o triturados para disminuir el riesgo de asfixia (puedes espolvorearlos arriba de un plato de frutas).  Ejemplo: 3 Galletas integrales, 1 huevo duro, 1 mandarina, 1 manzana, 1 cucharada de yogurt y espolvoreado de almendras con su vaso  de agua simple.  

Un aporte calórico alto en la infancia podría estar relacionado con un mayor riesgo de cáncer en etapas posteriores de la vida ¡Cuidado!, se ha sugerido que la obesidad infantil está relacionada con una ingesta proteínica excesiva,  y naturalmente los niños obesos o con sobrepeso suelen ubicarse en los percentiles superiores de la talla, esto condicionando incrementos en la presión arterial, así como en diabetes mellitus tipo 2 (aspecto realmente preocupante, pues antes se consideraban enfermedades del adulto). Debemos recordar que  sobrepeso y  obesidad no son sinónimo de salud. 

La alimentación adecuada en etapas tempranas del desarrollo infantil  nos ayudará a prevenir enfermedades como: Desnutrición, anemia,  disminución de producción de hormonas, prevención de enfermedades crónicas, fortalecimiento de sistema inmunológico. Nunca olvides consultar a una nutrióloga o médico general para la orientación adecuada, así como considerar un “check up” preventivo o curativo en caso necesario.