¿Cómo puedo controlar las emociones de mi hij@?

¿Cómo puedo controlar las emociones de mi hij@?

Todas las mamás hemos pasado por momentos embarazosos cuando nuestros hijos hacen berrinches (sobre todo si los hacen en la vía pública). Estas rabietas no son propias de los niños, también ocurren a adolescentes y si no aprendimos a dominarnos durante esta edad, es posible que como adultos también manifestemos nuestros sentimientos de esta manera.

Durante la rabieta, es normal sentirnos abrumadas y como toda buena mamá, nos gustaría ser capaces de controlar las emociones de nuestros hijos, sin embargo, debemos comprender que quien debe controlarse a sí mismo, es él o ella y lo único que está bajo nuestro control, es brindarle las herramientas para que puedan dominarse durante esos complicados momentos.

Normalmente, los niños suelen confundir sus emociones ya que al sentirse frustrados por no obtener lo que desean, inmediatamente vienen reacciones como el llanto y piensan que el sentimiento que están presentando es tristeza, cuando en realidad, las lágrimas vinieron como una reacción al enojo, por lo tanto, una primera forma de aprender a dominarse sería conociendo cuáles son las emociones y bajo qué circunstancias se siente cada una de éstas.

A continuación, te presentamos algunas herramientas que puedes enseñar a tu hij@ para controlar sus emociones:

Comunicación, comunicación... ¡Comunicación!

Los problemas más grandes entre los seres humanos se dan por una falta de comunicación adecuada. Trabaja como adulto para convertirte en una persona que habla las cosas en el momento adecuado y de una manera prudente. Enseña a tu hijo que al sentirse triste, enojado o con miedo, puede acudir contigo o sus profesores y obtendrá la ayuda que necesita sin tener que recurrir a los gritos o al llanto.

Enséñale a ser reflexivo

Vivimos en una cultura en la cual equivocarse es terrible, sin embargo, es a través de nuestros errores que logramos un aprendizaje significativo. Cuando tu hijo esté haciendo una rabieta, espera a que se calme y al finalizar, pregúntale si considera que su conducta fue correcta y platiquen sobre alternativas que podrían usar en el futuro en vez de gritar y patalear.

Evita darle lo que quiere mientras hace un berrinche

Tu hijo debe aprender que obtendrá lo que quiere, únicamente si tiene un comportamiento adecuado. Si tú cedes ante lo que desea mientras está haciendo una rabieta, estarás enseñándole que hacer berrinches está bien y que puede seguir haciéndolo.

El aprendizaje para controlar nuestras emociones dura toda la vida, toma cada uno de los berrinches de tu hijo con filosofía y piensa que tienes una importante oportunidad para enseñarle de qué manera dominarse en el futuro.

Cel. 442.320.4494, Senda del Amanecer #45 Querétaro, Qro